Ir al contenido principal

En construcción

Partiendo de un espacio bastante oscuro, con suelo de madera de color apagado, paredes y techo negro, se apostó por los textiles claros, madera luminosa y fibras naturales. El resultado final da sensación de amplitud y aumenta en luz el espacio exterior.

La terraza de amplias dimensiones permitió la creación de dos ambientes: un espacio de comedor, y otro de relax, formado por un sofá de exteriores y dos sillas colgantes.

Se aporta toque de color en varias tonalidades, con colores cálidos, desde el rosa nude, hasta el burdeos, pasando por el terracota.

El toque vintage se añade mediantes el uso de enormes mesas de centro de barro, que conectan con los clásicos tiestos terracota. Para complementar el efecto, el tablero de la mesa de comedor está realizado en terrazo.

La vegetación es parte crucial en el proyecto, con plantas de origen tropical, como el ave del paraíso y la costilla de Adán, que dotan al proyecto de exotismo. Además, se añaden pequeñas plantas aromáticas, a fin de construir un pequeño huerto urbano.

Finalmente, la iluminación original es complementada con farolillos de ratán, iluminados por velas led y efecto llama realista. En el techo se instalan guirnaldas de luces led para crear un ambiente de disfrute y fantasía.